sábado, 28 de febrero de 2015

El camino de la Cruz es el más recto para unirse con Dios y, por tanto, es el que siempre debemos desear; que el Señor no permita que yo me separe de su divina voluntad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario